(+569) 8-827-2227 | (+569) 5-772-6340

Tecnologia de clase mundial contra microbios

Innovadora tecnología orientada a mejorar sus procesos de sanitización y control de hongos, mohos, algas y bacterias

Funcionamiento

Tecnología "Hyper Green"

Microbe Shield® califica como tecnología "Hyper Green" debido a:
  • No deja residuos en el medio ambiente; se adhiere completamente a la superficie tratada
  • Inocuidad; es una mólecula de arena modificada
  • Baja Huella de Carbono; uso eficiente de producto, agua y energía
  • Modo de acción; físico y mecánico lo que impide mutaciones de los gérmenes y patógenos
  • No libera gases a la atmósfera
  • No contiene solventes ni compuestos tóxicos

Silano

  • La tecnología Microbe Shield® se basa en que ingrediente activo constituído en base a una molecula de silano, el cual es derivado de la arena
  • Al secarse la aplicación se forma una malla protectora -o polimero- que reacciona con la superficie tratada, generando su accion antimicrobiana

Escudo Protector

  • La molécula posee una cadena de 18 carbonos la cual genera una acción mecánica -como una "espada"-sobre un amplio espectro de gérmenes y patógenos
  • La adhesión de los microorganismos a las superficies esta dada por múltiples actividades físico-químicas de las membranas celulares y lipoproteínas
  • Las membranas de los microorganismos, estos presentan cargas negativas (-), las cuales se atraen con las cargas (+) de la molécula de silano

Adherencia

  • Posee la capacidad química de interactuar con la mayoría de la superficies, otrogando durabilidad y protección al sustrato tratado
  • Su estructura molecular le proporciona una alta capacidad fijación a las superficies
  • Su baja movilidad conlleva un mínimo desarrollo de organismos resistentes, así como también impactos no desados en el medio ambiente.

Protección activa

  • La actividad biocida de la tecnología Microbe Shield® radica en la ruptura física de de las membranas celulares de los microorganismos
  • La asociación ionica y atracción lipfílica a éstas, conlleva a la ruptura y posterior disolución de las celulas sobre la superficie tratada.
  • Gracias a la fijación sobre la superficie y a su acción mecánica, se logra un control bacteriano por un prolongado período